Rehabilitación e impermeabilización de cubierta en la estación de tren de Ávila con el sistema Onduline Bajo Pizarra

El proyecto de rehabilitación de cubierta ha supuesto una actuación integral que ha afectado a una superficie total aproximada de unos 1.100 m2

 

La empresa multinacional Onduline, líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, ha participado en la rehabilitación de las cubiertas de la estación de tren de Adif de Ávila, con el sistema de impermeabilización de tejados Onduline® Bajo Teja DRS. Las tareas de rehabilitación han sido adjudicadas por Adif a la empresa constructora Conedavi, siendo la supervisión y redacción técnica del proyecto llevada a cabo por la Dirección ejecutiva de estaciones de viajeros centro, de Adif.

 

El proyecto de rehabilitación de cubierta ha supuesto una actuación integral que ha afectado a una superficie total aproximada de unos 1.100 m2 en los que se ha dotado de aislamiento térmico al tejado, con panel sándwich de madera, e impermeabilización y microventilación con el sistema Onduline Bajo Pizarra. La instalación del tejado de pizarra ha sido realizada por la empresa especializada en montajes de cubiertas de pizarra: Tejas y Pizarras S.L. de León.

 

La historia ferroviaria de Ávila se remonta más de 150 años en el tiempo y es que la capital abulense se conectó a la línea Madrid-Hendaya en torno al año 1863, convirtiéndose en la primera capital de provincia en unirse a Madrid a través del trayecto existente hasta Francia. El edificio original de la estación de tren abulense fue reformado en varias ocasiones, siendo finalmente en el año 1958 cuando RENFE, construyó un nuevo y mejorado edificio en el exterior de la muralla, que es el que actualmente mantiene el servicio ferroviario en la ciudad.

 

La actual estación de tren de Ávila se compone de un edificio central principal protegido por dos alas laterales que lo flanquean en cada extremo. La estación alberga cuatro andenes que están protegidos por marquesinas y dan acceso a un total de ocho vías ferroviarias. Todas las cubiertas inclinadas están terminadas en pizarra, siendo la cubierta de la nave central de formación a cuatro aguas, y las naves laterales a tres aguas.

 

La actuación integral desarrollada para la rehabilitación del tejado de la estación se ha debido al mal estado general que presentaba el soporte de cubierta, formado por tablero aglomerado hidrófugo, a causa de las filtraciones y humedades existentes. Por ello, se ha hecho necesario actuar en todos los componentes del tejado, aplicando una solución integral de cubierta compuesta por panel sándwich de madera, para aislar y dotar de soporte, e impermeabilización y microventilación con Onduline Bajo Pizarra.

 

 

Los trabajos de reparación de cubierta se han realizado en diferentes fases. En primer lugar, se han retirado toda la cobertura de pizarra, recuperándose parte de esta. Paralelamente, se ha desmontado el soporte de cubierta original, formado por tableros aglomerados hidrófugos, ya que se encontraba muy deteriorado.

 

En un segundo paso, se ha procedido al montaje del panel sándwich de madera sobre la estructura original, la cual se ha podido mantener. La instalación de los paneles sándwich de madera es muy rápida ya que estos se apoyan directamente sobre la estructura y se fijan mecánicamente. En un único producto se dota a la cubierta de aislamiento térmico, soporte y acabado interior, por lo que permite acortar los plazos de ejecución de manera significativa respecto a los sistemas tradicionales de tejado.

 

En tercer lugar, se procede a la impermeabilización de la cubierta inclinada con el sistema Onduline Bajo Teja DRS. Se trata de una solución que asegurar la total impermeabilización del tejado o cubierta, sea esta de teja cerámica, teja de hormigón o pizarra. Su instalación se realiza siempre en seco y directamente sobre el soporte de cubierta, que, en este caso, se trata de un panel sándwich de madera, lo cual facilita en gran medida su fijación mecánica al hacerse sobre un tablero de madera.

 

 

Con la impermeabilización con placas Onduline Bajo Teja DRS se crea un doble tiro de ventilación en cubierta, lo cual permite evitar la formación de humedades por condensación, permitiendo así respirar a los paneles sándwich de madera y mantener en buen estado la cubierta. Además, gracias a su alta flexibilidad y ligereza de las placas Onduline Bajo Teja, el sistema de impermeabilización se comporta perfectamente frente a los cambios de temperatura y movimientos por dilatación sin fisurarse. 

 

En este proyecto de rehabilitación de cubierta inclinada, al tratarse de una cobertura compuesta por pizarra, el modelo de placa Onduline Bajo Teja DRS utilizado ha sido el BT-50. Las placas asfálticas onduladas Onduline DRS BT-50 soportan cargas uniformemente repartidas de hasta 1000 kg por metro cuadrado, siendo esta más que suficiente para garantizar una alta resistencia al pisado, al peso propio de la pizarra y a la sobrecarga por nieve a tener en cuenta en este tipo de zonas geográficas.

 

 

 

Otra ventaja del sistema de impermeabilización de tejados Onduline Bajo Teja DRS es que, una vez instaladas las placas sobre el soporte de cubierta, estas se pueden quedar a la intemperie despreocupándose de cualquier posible filtración durante el trabajo de cobertura. Por ello, una vez se ha impermeabilizado el panel sándwich de madera, se procede al replanteo de los rastreles de madera según las dimensiones de las pizarras a aplicar como cobertura.

 

La utilización de rastreles de madera, tratados hidrófugamente, se hace imprescindible en este tipo de cubiertas inclinadas dado que la pizarra debe ir sujeta con ganchos de acero inoxidable que, a su vez, deben ir clavados al propio enrastrelado. La fijación de los rastreles de madera se realiza de forma mecánica, atravesando las placas Onduline Bajo Teja siempre por la parte alta de la onda para garantizar la impermeabilidad del sistema. Por último, se procede a la colocación de la pizarra con gancho, de forma tradicional, pero con la garantía de tener un sistema de impermeabilización bajo pizarra con 30 años de garantía en estanqueidad.