Onduline Bajo Teja protege dos edificios simbólicos de Salamaca

Impermeabilización de los Tejados del Palacio de La Salina y edificio del poeta Juan Valdés
 
 
La empresa Onduline®, especialista en impermeabilización y aislamiento de cubiertas inclinadas, ha empleado sus sistemas integrales de cubiertas para colaborar en la rehabilitación de dos edificios simbólicos de la ciudad de Salamanca: el Palacio de la Salina y el edificio del poeta Juan Valdés.
 
 

Palacio de la Salina

También conocido como Palacio de Fonseca, el Palacio de la Salina, que fue diseñado en el año 1538 por el arquitecto Rodrigo Gil, ha sido rehabilitado por la empresa de construcción especializada en la restauración de monumentos y edificios históricos, Edyciba con la participación de Onduline®.

Debido a su antigüedad, la estructura de la cubierta se encontraba muy dañada, por lo que ha tenido que ser sustituida en su totalidad. Para esta labor se han colocado vigas de madera laminada, tableros y Onduline®
 Bajo Teja, aprovechando la teja anterior que permanecía en buen estado.

La protección de la estructura es fundamental para garantizar una cubierta ventilada e impermeabilizada durante muchos años. En este caso, se ha instalado el modelo BT-150 PLUS, un modelo dotado de una mayor resistencia al pisado y que puede ser aplicado tanto para teja árabe como para teja con encaje.

 
  
El Palacio de la Salina es un edificio construido en estilo plateresco con elementos góticos italianos y cuenta con una airosa fachada, patio con arcos, capiteles y ménsulas de gran interés artístico.
 
 
 
 
Edificio del Poeta Juan Valdés

El antiguo edificio del Poeta Juan Meléndez Valdés, ubicado en la ciudad de Salamanca, se encontraba en pésimas condiciones, por lo que ha sido necesario realizar una intervención integral del edificio.
 
Construido en 1780, se trata de un edificio barroco, de sillería de piedra blanca, con tres fachadas y un diseño sólido y compacto. Hoy en día es de propiedad privada, dedicado en parte a oficinas. 
 
Para su rehabilitación ha sido necesario retirar la antigua teja de la cubierta, de unos 400 m2 y que se encontraba muy dañada, y el saneamiento de la estructura del edificio.
 
Se ha colocado panel sándwich, rastreles de madera, espuma proyectada y Onduline Bajo Teja BT-150 PLUS para conseguir la impermeabilización y ventilación de la zona.
 
Gracias a las obras de rehabilitación realizadas, el edificio previamente vacío pasará a albergar viviendas, oficinas y locales de alquiler.