Rehabilitación de la histórica Bodega Finca Loranque de Toledo con el Sistema Integral Onduline

El Sistema Integral Onduline® es una solución integral y ligera de cubierta, ideal para la rehabilitación energética de cubiertas y tejados ya que aporta el acabado estético, el aislamiento térmico y acústico, la impermeabilización y la ventilación

 

La empresa multinacional Onduline®líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, ha participado en la rehabilitación integral de cubierta de la histórica Bodega Finca Loranque de Toledo con su sistema completo para la rehabilitación energética de cubiertas: el Sistema Integral Onduline®.

 

La historia de Finca Loranque nos remite a la época romana y es que a través de esta popular parcela toledana transcurría la Vía XXV Augustobrigam- Caesarobrigam – Toletum. Los documentos prueban la existencia de viñas en esta parcela desde el siglo XI. Es precisamente en la época del medievo cuando la finca, propiedad del destacado Señorio de Loranque, ya era famosa por la producción de caldos para la corte establecida en Toledo. 

 

 

A finales del siglo XVIII, la finca fue seleccionada por la nobiliaria familia de los Condes de Armildez de Toledo para la construcción de una bodega de estilo francés con la intención de producir vinos de alta calidad. La importancia del proyecto quedó reflejada en el encargo del trabajo a uno de los más reconocidos equipos de arquitectos franceses de la época. El resultado fue una bodega de arquitectura Mudejar y tapial puramente toledano obteniendo una perfecta integración y sintonía con el medio.

 

A partir de 1865 la Finca paso a manos de los Condes de Floridablanca, quienes mantuvieron la actividad vitícola produciendo caldos de variedades autóctonas que incluso el rey Alfonso XIII, amigo de la familia, disfrutó en numerosas ocasiones. En1981 Finca Loranque pasó a ser propiedad de la familia Díaz Bermejo – empresarios comprometidos con la zona, que adquieren la bicentenaria bodega con el propósito de recuperar la elaboración de vinos de alta calidad y ofrecer servicios relacionados con el enoturismo.

 

 

Este proyecto de rehabilitación de cubierta se ha centrado en uno de los principales edificios de almacenaje de la Finca. La actuación se ha basado en la recuperación integral del tejado debido a los importantes daños que presentaba como consecuencia de las goteras y humedades existentes. La cubierta, de estilo tradicional, estaba formada por una estructura de pares de madera y teja cerámica curva recibida con material basto de agarre. Se ha optado por retirar todos los elementos originales, siendo por ello necesario instalar una solución completa que garantizase la impermeabilidad y el aislamiento de cubierta.

 

 

El sistema constructivo seleccionado para la rehabilitación, aislamiento e impermeabilización del tejado ha sido el Sistema Integral de Cubierta Onduline® -  una solución completa para cubiertas y tejados que se compone del panel sándwich de madera ONDUTHERM y las placas Onduline® Bajo Teja DRS.

Las tareas de rehabilitación del tejado han constado de diferentes fases de actuación, afectando a una superficie total de unos 600 m2 de cubierta rehabilitada.

 

En primer lugar, se han retirado todos los elementos originales y deteriorados de la cubierta, recuperándose únicamente las tejas cerámicas curvas para su posterior utilización como tejas cobija. Los pares de madera originales han sido sustituidos por una estructura nueva de rollizo de pino tratado palo a palo para que no afecte al vino.

 

 

Con la nueva estructura portante de madera instalada en cubierta, se ha procedido a la colocación de los paneles sándwich de madera ONDUTHERM directamente sobre esta. La instalación del panel sándwich ONDUTHERM es muy rápida y sencilla, dotando, de un solo paso, el acabado estético interior, el aislamiento y el soporte de cubierta. Para este proyecto se ha optado por un panel sándwich de madera ONDUTHERM con acabado en Yeso de 13 mm y aislamiento térmico XPS, de alta densidad, en 80 mm de espesor.

 

 

Los paneles sándwich de madera ONDUTHERM se apoyan directamente sobre la estructura de cubierta, en este caso formada por rollizos de madera, aunque también se pueden instalar sobre estructuras metálicas o de hormigón. Los paneles sándwich ONDUTHERM se fijan mecánicamente con el tipo de fijación adecuada en función de la estructura de cubierta. En este caso, al instalarse sobre los rollizos de madera, se han empelado tirafondos para estructura de madera.

 

 

En un tercer paso, se instala la impermeabilización del tejado, directamente sobre los paneles sándwich de madera ONDUTHERM, con el sistema Onduline® Bajo Teja DRS. Al contar con un soporte de cubierta formado por el tablero superior aglomerado hidrófugo superior de los paneles sándwich ONDUTHERM, la instalación de las placas Onduline® Bajo Teja DRS se realiza rápida y fácilmente. Con su aplicación, se dota de una solución definitiva contra las goteras y humedades, garantizando la total impermeabilización del tejado, protegiendo a los paneles sándwich de cubierta ONDUTHERM frente a cualquier posible humedad o filtración.

 

 

Gracias a la tecnología DRS presente en las placas Onduline® Bajo Teja, estas cuentan con una impregnación de resina por ambas caras, obteniendo una alta resistencia frente a la posible humedad producida desde el interior, y con un marcaje doble en los extremos para facilitar el solape de las placas, además de mejorar la estanqueidad en cubierta. El modelo de placa Onduline® Bajo Teja DRS instalado ha sido el BT-150 PLUS; una placa con alta resistencia al pisado que facilita la colocación de la teja cerámica curva gracias a la plantilla que ofrece y la rugosidad de su textura.

 

Por último, se procede a la colocación de la teja cerámica curva directamente sobre las placas Onduline® Bajo Teja DRS. En este caso, se ha optado por la recuperación de las tejas originales para su utilización como tejas cobija, dejando únicamente las tejas canales con piezas nuevas. Las tejas canales se pegan con espuma de poliuretano a las placas Onduline® Bajo Teja DRS. Las tejas recuperadas, debido a su porosidad, se deben de recibir con mortero de cemento, dejando los pertinentes orificios de ventilación en alero para evitar la aparición de condensaciones.

 

El resultado final del proyecto de rehabilitación es una cubierta ligera y de estética tradicional, totalmente impermeabilizada, aislada y ventilada, garantizada por Onduline® con 30 años en impermeabilización bajo teja y 20 años en aislamiento panel sándwich.