Onduline® Bajo Teja protegiendo una vez más el patrimonio Salmantino

El sistema Onduline® Bajo Teja es una solución ligera que garantiza la impermeabilización y ventilación del tejado


La empresa multinacional Onduline®, líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, protegerá una vez más el patrimonio Salmantino con su sistema Onduline® Bajo Teja. En esta ocasión, se trata de la Iglesia de Santa María del Monte Carmelo, también conocida como Iglesia de Las Carmelitas, dado se trata del único resto que aún se conserva del convento fundado por Santa Teresa de Jesús en 1570.
 
Se trata de una pequeña iglesia barroca, construida entre 1612 y 1631 por Juan Moreno, que se caracteriza por su austeridad tal y como corresponde a la estética carmelita. Su construcción se debe a Santa Teresa de Jesús, fundadora del convento de Carmelitas Descalzas de San José,  quien falleció antes del comienzo de las obras. 

 

rehabilitacion-cubierta-patrimonio-iglesia-carmelitas rehabilitacion-cubierta-patrimonio-iglesia-carmelitas1

 

Cabe destacar en su fachada el escudo de la familia de D. Joaquin Ponce de León y en la entrada una hornacina, obra de Juan Rodríguez, con la estatua de San Jose y el niño Jesús. En su interior, destacan un retablo de Antonio González Ramiro y esculturas de la Virgen del Carmen y Santa Teresa debidas a las manos de Esteban Rueda.
 

rehabilitacion-cubierta-patrimonio-iglesia-carmelitas2

   

 

La estructura original de la cubierta del edificio estaba formada por un entramado de madera antigua en una zona y por un forjado inclinado de hormigón en otra. Con el paso del tiempo, las filtraciones y humedades habían deteriorado notablemente ambas zonas, motivo por el cual se precisaba de una solución con garantías frente a estas patologías. La rehabilitación de la cubierta de la Iglesia, acometida por Cubiertas Hernández Polo de Aldealengua, Salamanca, ha afectado a una superficie de unos 500 m2 en la que se ha utilizado el Sistema Onduline® Bajo Teja, en concreto el modelo Onduline® BT-150 PLUS. 

 
Las tareas de rehabilitación se han realizado por fases y por zonas; en primer lugar, se ha retirado y recuperado la teja árabe existente, se ha sustituido la estructura de madera original dañada y se ha saneado el forjado inclinado de hormigón. Posteriormente y con el soporte de cubierta en buen estado, se procede a la instalación del aislamiento térmico, un proceso que implica tener en cuenta las condiciones meteorológicas, puesto que el material aislante no es recomendable se moje para que mantenga sus propiedades intactas.
 

En este caso, al impermeabilizar la cubierta con el sistema  Onduline® Bajo Teja se facilita esta labor. La rápida instalación de las placas Onduline® Bajo Teja sobre el aislamiento aseguran la total protección de este y de la cubierta sin necesidad de colocar las tejas, permitiendo abordar los trabajos por fases y a buen ritmo.

 

   

 

rehabilitacion-impermeabilizacion-cubierta-patrimonio-iglesia-carmelitas rehabilitacion-impermeabilizacion-tejado-patrimonio-iglesia-carmelitas


 
Para esta cubierta el modelo Onduline® Bajo Teja instalado ha sido el BT-150 PLUS. Se trata de una placa muy resistente, totalmente pisable y flexible, siendo su instalación más fácil y segura. Por su ligereza y versatilidad es especialmente apropiada para proyectos de rehabilitación de tejados con cubiertas que no pueden alterarse y, de este modo, se logra conservar la estética original, como en este caso en el cual se ha optado por la recuperación de las tejas curvas originales.
 
 
Por último, con el tejado totalmente impermeabilizado y protegido gracias a las placas Onduline® Bajo Teja, se procede a la instalación de la teja curva recuperada. El sistema Onduline® Bajo Teja facilita la instalación de las tejas puesto que hace de plantilla, favorece su retención gracias a la rugosidad de las placas y permite ahorrar en número de tejas y material de agarre.
 
   
 

Todas estas ventajas sumadas a las ya conocidas: impermeabilización, ventilación, flexibilidad, ligereza, fácil instalación y dureza, hacen que el sistema  Onduline® Bajo Teja sea generalmente empleado en la rehabilitación de edificios históricos y de patrimonio, edificios donde se debe dar la mejor solución posible.