El nuevo Onduline Bajo Teja DRS protege el patrimonio militar Salmantino

El sistema Onduline Bajo Teja es una solución definitiva contra las goteras que garantiza la impermeabilización y ventilación del tejado

 


La empresa multinacional Onduline®líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, en colaboración con Cerámicas VEREA, protege la emblemática residencia logística-militar salmantina de Julián Sánchez “El Charro"  con el nuevo Onduline® Bajo Teja DRS y teja cerámica VEREA S. Las tareas de rehabilitación acometidas por SOTECUR, empresa instaladora oficial de VEREA, especialista en rehabilitación de tejados y cubiertas, han supuesto una rapidísima actuación donde unos 1000 m2 de cubierta han sido restaurados en 40 días.

 

 

Este histórico edificio de comienzos del siglo XX,  fue cuartel del ejército de tierra siendo, hasta 1996, sede de la Brigada de Caballería “Jarama I”. Posteriormente albergo al Mando de Ingenieros, hasta 2003, y sede de la Subdelegación de Defensa.

Su nombre oficial, Julián Sánchez “el Charro” rinde tributo al conocido militar Salmantino, participe en la Guerra del Rosellón, la defensa de Cádiz frente a Nelson y la Guerra de la Independencia, esta última en la que, además de destacar por sus proezas, fue popularmente distinguido por su singular vestimenta y caballería de “charro”.

 

El Charro, alcanzo su esplendor militar al ser nombrado, en 1816, Gobernador Militar de Santoña y posteriormente de Santander. Por otro lado, su intervención contra los “100 hijos de San Luís” y el régimen absolutista de Fernando VII le condenaron a prisión y al final de su carrera militar.

Actualmente, las instalaciones militares de “El Charro” son empleadas como centro logístico-militar, dando apoyo a la movilidad geográfica de los componentes del Ejército que se desplacen o precisen de alojamiento por razones de servicio.

 

La rehabilitación de la cubierta, llevada a cabo por SOTECUR, ha afectado a una superficie total de unos 1000 m2. Debido a los importantes desperfectos que presentaba el tejado, patologías como grietas, movimientos y roturas de tejas eran evidentes, con las consecuentes filtraciones y humedades. Por ello, se ha optado por sanear la cubierta y utilizar el sistema Onduline® Bajo Teja DRS, junto con teja cerámica VEREA S, como la mejor solución para la impermeabilización y acabado del tejado.

 

 

Su instalación asegura una total impermeabilidad, con 30 años de garantía, y una buena adaptabilidad al tejado, facilitando la instalación de las tejas. Por la flexibilidad y formato ondulado de las placas Onduline® DRS, estas asumen los cambios de temperatura sin fisurarse y permiten la ventilación del tejado.

 

Además, con la nueva tecnología DRS, el sistema Onduline® Bajo Teja cuenta con una doble impregnación de resina, con un mejor comportamiento frente a humedades así como una mayor estanqueidad y facilidad de instalación por su marcado solape de seguridad.

 

 

La composición original de la cubierta se formaba por un entramado de madera de cerchas, correas, pares y tabla de 20 mm de espesor. Sobre esta última, se asentaba la teja cerámica plana alicantina sobre rastreles de madera.

La falta de impermeabilización junto el paso del tiempo habían desencadenado en numerosas goteras y filtraciones, motivo por el cual se precisaba una actuación directa en el tejado.

 

Las tareas de rehabilitación han consistido en la retirada de la teja cerámica plana existente junto con su rastrel de soporte, para, sobre el tablazón de madera, saneado y recuperado, instalar un asilamiento rígido de poliestireno extruido de 4 cm de espesor.

Sobre el planchón de aislamiento, se ha impermeabilizado con el sistema Onduline® Bajo Teja DRS, modelo BT-150 PLUS, con posterior cubrición de teja cerámica mixta sin encaje VEREA S.

 

Se trata de un completo sistema constructivo de tejado impermeabilizado, ventilado y acabado, con DITE (Documento de Idoneidad Técnica Europea) en el que la teja se adapta perfectamente sobre este modelo de placa Onduline® Bajo Teja, con espuma de poliuretano y sin necesidad de rastreles.
 

 

 

Entre las diversas ventajas que presenta la instalación del sistema Onduline® Bajo Teja DRS, cabe destacar su alta impermeabilidad y resistencia a lo largo del tiempo, pudiendo incluso quedar a la intemperie, permitiendo tejar por fases, despreocupándose de cualquier posible filtración.  En este caso el modelo de placa utilizado, BT-150 PLUS, es un modelo de placa muy resistente, totalmente pisable y flexible, que permite trabajar cómodamente sobre la cubierta.