El Sistema Onduline® Bajo Teja escogido para proteger el nuevo centro comercial Siam Mall de Tenerife

El sistema Onduline® Bajo Teja es una solución definitiva contra las goteras que garantiza la impermeabilización y ventilación del tejado
 

La empresa multinacional Onduline®, líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, ha sido la solución escogida para la protección de las cubiertas del coloso centro comercial Siam Mall de Tenerife con el sistema de impermeabilización Onduline® Bajo Teja.

 

Este macro-complejo que abarca unos 30,500 m2 de superficie, se encuentra situado junto al famoso parque acuático Siam Park de Costa Adeje, al sur de Tenerife. Su construcción se enmarca en un ambicioso proyecto que destaca por un diseño abierto, con numerosos jardines y fuentes, especialmente pensado para el aprovechamiento de la luz natural y la creación de un espacio acogedor en el que disfrutar del aire libre.

 

La temática del complejo de carácter Tailandés, presenta una gran variedad de diseños personajes y simbología realizados en Tailandia expresamente para este proyecto. Las tareas de construcción se han llevado a cabo por la empresa constructora San Jose, una compañía de larga trayectoria y dilatada experiencia en el sector de la edificación.

 

La elección de Onduline® Bajo Teja como sistema de impermeabilización para este proyecto venia recomendado por la dirección facultativa, quienes apostaban por una garantía de impermeabilidad para las numerosas cubiertas con teja del macro complejo. Además de impermeabilizar, la ventilación del tejado era fundamental dadas las altas temperaturas que pueden llegar a alcanzarse en esta zona. Gracias al formato ondulado de las placas Onduline® Bajo Teja se consigue crear un doble tiro de ventilación, evitando condensaciones y humedades.

 

El sistema constructivo ha sido muy similar en todos los casos. Como soporte de cubierta se ha optado por la madera, una tarima instalada directamente sobre el entramado estructural, otorgando una buena resistencia y acabado estético. Sobre esta, se  descartó la aplicación de un aislamiento por el diseño perimetralmente abierto al exterior de la mayoría de los edificios. Por ello, la impermeabilización se instaló directamente sobre el soporte de tarima, en este caso el sistema Onduline® Bajo Teja BT-50, una solución impermeabilizante que cuenta con una elevada resistencia a cargas, siendo el más apropiado para la colocación de tejas de encaje (mixta, plana, de hormigón) y pizarra.

 

Su instalación, mecánica y directamente sobre el soporte, es muy rápida y fácil. Con cada placa se impermeabilizan unos 2 mde cubierta con un peso de tan solo 3 Kg/m2. Por su ligereza y flexibilidad la manipulación en cubierta es muy cómoda y segura, permitiendo además ser pisada sin sufrir ningún tipo de daño. Una vez son dispuestas las placas sobre el soporte, la cubierta queda totalmente impermeable y protegida frente a la intemperie, permitiendo acometer el resto de tareas por fases y sin preocupaciones.

 

En este caso, al escoger como acabado final una teja cerámica mixta, la instalación de un enrastrelado previo para su sujeción es la solución más recomendada. De esta manera las tejas son recibidas en seco, creando una mayor cámara de aire y ventilación, evitando además sobrecargas, condensaciones y roturas de tejas por contracción y dilatación.

 

 

En definitiva, con esta solución de cubierta se consigue realizar una cubierta ligera y ventilada, con 30 años de garantía de impermeabilidad, gracias a la instalación del sistema Onduline® Bajo Teja y a la colocación de las tejas en seco. Además de ahorrar en tiempos de ejecución, esperas por fraguados y materiales como el mortero, alargando la vida útil del tejado y garantizando unas altas prestaciones durante muchos años.