El Sistema Integral Onduline® empleado en la rehabilitación de la emblemática Escuela Ramón Llull de Barcelona

El Sistema Integral Onduline® es una solución muy ligera, ideal para rehabilitación, que dota al tejado de un notable ahorro energético y una total impermeabilización y ventilación.

La empresa multinacional Onduline®, líder en sistemas ligeros de impermeabilización y aislamiento para cubierta inclinada, protege la emblemática Escuela Ramón Llull con su Sistema Integral de cubierta. Las tareas de rehabilitación acometidas por Teules 2001, empresa especialista en rehabilitación de tejados y cubiertas, han supuesto una rapidísima actuación donde más de 1300 m2, divididos en 2 edificios distintos, han sido restaurados.

 

Este histórico edificio de los años veinte, catalogado como bien local importante por el ayuntamiento de Barcelona, constituyó en su día un ambicioso proyecto educativo, de visión moderna e innovadora, que aun hoy permanece latente. El arquitecto responsable de la rehabilitación, Marc Cuixart Goday, es precisamente uno de los nietos de Josep Goday, el arquitecto encargado de la construcción original.

 

La rehabilitación de las cubiertas, llevada a cabo por la empresa Teules 2001, se enmarca dentro de un importante proyecto de 2,3 millones de euros de inversión, que contempla además la restauración de fachadas, interiores y la tecnificación  del centro educativo.

 

 

 

 

En lo referente a las cubiertas de la escuela, estas presentaban goteras y humedades debido principalmente a la falta de un elemento impermeabilizante. Además, la falta de un aislamiento térmico y el consiguiente gasto energético producido, acrecentaban las necesidades de una actuación integral, donde tanto la impermeabilización como el ahorro energético eran dos condiciones fundamentales a resolver.

 

La composición original de la cubierta constaba de de un entramado estructural de madera constituido por jácenas y correas de madera, sobre las cuales se apoyaba una tarima haciendo de base a un enrastrelado de madera en el sentido de la pendiente. La teja cerámica curva canal se asentaba lateralmente sobre los ratreles de madera, mientras que las cobijas quedaban recibidas con mortero.

 

La rehabilitación de las cubiertas destacaron por una gran rapidez,  gracias tanto a la extremada ligereza del Sistema Integral Onduline®, que permitió mantener la estructura original, como a la dilatada experiencia de Teules 2001, conocedores y aplicadores habituales de los sistemas de cubierta Onduline®.

 

Las tareas de rehabilitación constaron de 3 fases: Primero, el desmontaje de la teja arabe existente, recuperando gran parte de esta para su posterior reutilización. Segundo, la colocación del panel sándwich ONDUTHERM, directamente sobre los rastreles de madera, y la fijación de las placas Onduline® Bajo Teja a estos. Por último, la colocación de las tejas, facilitada en gran parte gracias a la rugosidad y plantilla que ofrecen las placas Onduline® Bajo Teja. 

 

 

Una de las principales ventajas que aporta el Sistema Integral Onduline® a la hora de trabajar en cubierta es precisamente su rápida instalación, colocando de un solo paso con el panel sándwich ONDUTHERM el acabado interior, el aislamiento y el soporte de la cubierta.

Además, permitie acometer los trabajos por fases ya que, una vez instaladas las placas Onduline® Bajo Teja, la cubierta queda totalmente protegida contra la intemperie, evitando que se moje y deteriore, permitiendo colocar las tejas cómodamente, sin prisas y con la confianza de que no se producirán filtraciones.

 

 

 

En este caso, el panel sándwich ONDUTHERM escogido ha sido el acabado en tablero aglomerado hidrófugo, un acabado económico de madera tratada para la humedad, puesto que no va a ser aprovechado como el acabado estético interior. En cuanto al espesor del aislamiento, compuesto por poliestireno extruido de alta densidad, se ha optado por 8 cm, lo cual sumado a la cámara de aire formada y demás elementos, permitirá obtener un notable ahorro energético del espacio bajo cubierta, cumpliendo además con las exigencias del CTE.

 

En cuanto a la impermeabilización, el modelo de Onduline® Bajo Teja instalado ha sido el BT-150 PLUS, un modelo de placa único y muy resistente, totalmente pisable y flexible, siendo su instalación más fácil y segura. Por último y con las placas Onduline® Bajo Teja fijadas al panel sándwich, solo queda colocar la cobertura, en este caso teja cerámica curva recuperada para las cobijas y nueva en las canales, recibidas con espuma de poliuretano y sujetas con gancho.

 

 

Más información haciendo click aquí